ENTREVISTA EXCLUSIVA A DIOS (2)

(Continúa de la primera parte.)

JOSE: ¿El ser humano es malo o bueno por naturaleza?

DIOS: Hombre, eso depende mucho del ser humano.

J: Ya, claro. Y dígame, ¿por qué nos creó Usted?

D: Bueno, verás, es que yo no os creé exactamente, ¿sabes?

J: ¿Ah, no?

D: No. Yo sólo hice el Big Bang. Estaba ahí, toda aburrida… Creo que era un domingo, pero no te lo puedo decir seguro porque todavía no existía el tiempo… El caso es que no sabía qué hacer, y me dije: ¿y si me marco una singularidad espaciotemporal de densidad infinita y físicamente paradójica? Tampoco te creas que me lo pensé mucho, ¿eh? Siempre he sido muy impulsiva.

J: ¿Y nosotros, los humanos?

D: Una consecuencia imprevista. ¿Cómo iba a pensar yo que el gas tendería a aglutinarse por efecto de la gravedad, lo que daría origen a acumulaciones de materia en las cuales, cumpliéndose una serie de requisitos físicos y químicos, puede llegar a producirse vida?

J: O sea, que fuimos un error.

D: Básicamente. Yo soy un ser eterno, calcula la de cosas que he hecho en mi vida… Pero si hay algo de lo que me arrepiento es de haber echado aquel Big Bang.

J: ¿Cómo se enteró de que se había generado vida en el planeta Tierra?

D: Buf, pues es que yo de esto me enteré tardísimo. Llevabais ya por el planeta unos cuantos millones de años.

J: Creí que usted lo sabía todo.

D: Y lo sé, pero soy despistadísima.

J: ¿Y cuándo calcula que se enteraría de la existencia del ser humano?

D: Pues a ver, sería ya en el 500 o 400 antes de Cristo. Que menudo personaje, por cierto.

J: ¿Quién, Jesús?

D: Éste. Qué tipo, ¿eh?

J: ¿Entonces Jesús no era su hijo?

D: El concepto hijo me es completamente ajeno.

J: Mi madre dice lo mismo. Pero supongo que sabe que hay gente que cree que Jesús era Dios.

D: Y hay gente que puede doblarse el dedo corazón hacia atrás hasta tocarse el anverso de la mano. El ser humano es maravilloso. De nada.

J: O sea, que los cristianos se equivocan

D: No más que los ateos.

J: Bien pensado. ¿Qué opinión le merece el mundo contemporáneo?

D: La verdad es que últimamente no os hago mucho caso. Me gusta Callejeros.

J: ¿El programa?

D: Sí. A veces lo veo.

J: ¿Entonces no es cierto que está usted en todas partes al mismo tiempo?

D: No, ése es Sarkozy.

J: ¿Cómo acabará la Humanidad?

D: Mal.

J: Ya. Vale. Me gustaría cerrar la entrevista con un mensaje esperanzador.

D: Adelante.

J: No, me refería a que lo diera usted.

D: Prefiero no engañar a nadie.

J: Dígame, ¿qué debo hacer con esta entrevista?

D: Haz que llegue a todos los habitantes de la Tierra.

J: Eso es imposible.

D: Entonces cuélgala en Internet.

J: Creerán que me la invento.

D: Sólo los necios.

J: Dios, ha sido un placer charlar con usted.

D: El placer ha sido mío.

J: ¿Volveremos a vernos?

D: Eso sólo depende de ti

Me da dos besos y se va volando por la ventana. Madre mía, qué maravilla de culo tiene. Mierda, no he debido pensar eso.

CÓMO TOCARLE LAS PELOTAS A 5 PROFESIONALES DE LA TELEVISIÓN

A PABLO MOTOS: “Me gustabas más en la radio”.

A ANDREU BUENAFUENTE: “Me gustabas más en TV3”.

A JOAQUÍN REYES: “Me gustabas más en La Hora Chanante”.

A WYOMING: “Me gustabas más en el Caiga”.

A MANEL FUENTES: “¿Con quién te has acostado?”