El fin de la monarquía española (2020-2040)

El siguiente texto fue copiado de Wikipedia el 13 de diciembre de 2041.

El reinado borbónico sufrió una lenta decadencia a lo largo del siglo XXI, encontrando su abrupto final en el año 2040 con la proclamación accidental de la república.

Existe un amplio consenso entre los historiadores al señalar el traslado de Juan Carlos I a la Estación Espacial Internacional, en enero de 2021, como el principio del fin de la monarquía española.

Felipe VI, el mediano de los 3.741 hijos de Juan Carlos I y también el único oficial, consigue mantenerse lejos de los escándalos de su padre durante años. Lo hace gracias a sus continuos viajes a Benidorm, donde se deja fotografiar con españoles de constitución física desmejorada.

El escándalo, sin embargo, terminará por alcanzarle. En junio de 2026, un diario revela que la declaración de la Renta de Felipe VI lleva 25 años dándole a devolver una media de 40 millones de euros anuales. Una inspección posterior encuentra ciertas anomalías contables. Se descubre que el monarca está dado de alta en autónomos (pagando la tarifa más baja) y que tiene contratada a toda la población de Murcia por razones poco claras. La fiscalía descubre que ni un solo murciano está al corriente de esto, si bien tampoco están al corriente de muchas otras cosas.

El monarca, asediado, decide seguir el ejemplo de su padre. Comparece en televisión vestido de uniforme y ordena a los militares sublevados que acaten la Constitución. Es una situación ciertamente incómoda, dado que no hay ningún militar sublevado. Por primera vez en la historia de España, se empieza a sugerir que los reyes tengan que pasar un test psicotécnico antes de acceder al trono. Esto, sin embargo, implicaría alterar la Constitución sin que los bancos ganen dinero, cosa que la Constitución prohíbe expresamente.

Felipe VI cae en un estado de melancolía que pronto deriva en un comportamiento errático impropio de un rey. Se le ve en un Alcampo comprando yogures, y, solo unos días después, intenta devolverlos alegando que Villarejo le ha metido trozos de fruta dentro. A pesar de que el encargado le asegura que ya llevaban fruta cuando los compró, la inviolabilidad del monarca hace que acaben devolviéndole el dinero.


El texto completo, en este enlace de eldiario.es.