Las palabras de 2020

Aunque suele esperarse a diciembre para elegir la palabra del año, en este diario apostamos por la proactividad. Por eso hemos querido ofrecerte ya algunos de los términos que coparán las tertulias a lo largo de 2020.

Terayayo
Pensionista de más de 100 años. La expresión será acuñada para diferenciar a un abuelo normal de uno que se está haciendo largo (y, como consecuencia, exprime en exceso los recursos del Estado).

Gobierno Golem
Año y medio después del nacimiento de la expresión Gobierno Frankenstein, los colaboradores de Babelia publican un duro manifiesto recordando que Frankenstein era el científico, no el monstruo. Si bien nadie lee el manifiesto por, precisamente, ser publicado en Babelia, el texto se viraliza por redes sociales meses después. Esto moviliza a las élites intelectuales del país que, tras un ejercicio de reflexión, proponen la expresión Gobierno Golem, mucho más culta y precisa.

Centripetada
Estado de ánimo caracterizado por una combinación de ira y risa nerviosa provocado por el Gobierno Golem. A principios de 2020 la centripetada adquirió el rango de género periodístico en la sección de opinión de El Mundo, cuya versión digital incorporó gifs de los columnistas sufriendo tics nerviosos.

Persona con afinidad política escorada
Expresión acuñada para referirse a un fascista sin herir sus sentimientos.

Cieneurista
Persona generalmente joven que cobra una media de cien euros brutos al mes. Sustituye a la palabra «pobre», en desuso por considerarse que victimiza a las personas sin recursos y hace que los ricos se sientan mal.


El artículo completo, en eldiario.es.