Diccionario de la nueva normalidad

La pandemia ha provocado un caos léxico que está dificultando la comunicación entre las administraciones y la ciudadanía. Este glosario pretende ser una ayuda para entender mejor las noticias.

Rastreador/a: Animal mitológico capaz de encerrar a sus víctimas en casa con solo pronunciar su nombre. Aunque su existencia jamás ha sido verificada, los poderes públicos aseguran que hay suficientes.

Segunda ola: Fenómeno de carácter lírico que, como la felicidad absoluta, pasa antes de llegar.

Boda: Festejo, que puede ser religioso o seglar, por el cual dos personas se desposan y cinco acaban en la UCI.

Bar: Recinto de alterne con propiedades mágicas donde los virus respetan a los españoles por razones aún desconocidas.

Madrid: Metonimia de España. Si bien lo que pasa en Madrid pasa necesariamente en España, puede darse la circunstancia de que lo que pasa en España no pase en Madrid. En este último caso se diría que dicho suceso tiene lugar en provincias y carecería, por tanto, de interés informativo.

Botellón: Asesinato selectivo de abuelos por la combinación en proporciones variables de vino y Coca-Cola.


El glosario completo, en esta entrada de eldiario.es.

Ley del teletrabajo (borrador improbable)

Se considerará teletrabajo toda actividad laboral que se realice a una distancia superior a cuatro paradas de metro de la fotocopiadora. En entornos rurales, carentes de transporte subterráneo, se considerará teletrabajo aquel desarrollado a más de una hora en burro de la mencionada máquina reprográfica (siendo, en todo caso, un burro sano y de perfil atlético).

Las personas que desarrollen teletrabajo no podrán modificar las condiciones inicialmente pactadas con la empresa. Si, por ejemplo, se acuerda trabajar en la cocina, tanto el trabajador como su familia deberán abstenerse de ejercer en su interior tareas culinarias, debiéndose trasladar la vitrocerámica a otro habitáculo de la casa como el salón o el baño.

Si el trabajador tuviese hijos en edad preescolar, deberá instruirlos para que se mantengan inmóviles y en silencio o, en su defecto, darlos en acogida. En caso de que trabajador esté fuertemente vinculado con sus retoños hasta el punto de querer alimentarlos de vez en cuando, se recomienda que deje comida escondida por la casa. Esto no solo favorecerá la concentración del trabajador, sino que desarrollará las competencias de supervivencia en los pequeños, preparándolos así para un eventual colapso de la civilización.

Las personas con contrato de prácticas también podrán realizar teletrabajo, aunque no se les pagará por ello y nadie se aprenderá sus nombres. Los becarios que opten por trabajar en casa deberán cuidar especialmente que sus madres no salgan al fondo del plano, dado que esto violaría la LOPD. Existen diversas maneras de evitar esta clase de incidentes, siendo la más eficaz emanciparse.


El text completo, en este enlace de eldiario.es.

El curso 20-21 en ocho noticias

Septiembre 2020

Los colegios de toda España permanecen abiertos un total de siete minutos. Un estornudo proferido por un profesor de primaria en un centro concertado de Madrid desató una oleada de pánico. De poco sirvió que el autor del estornudo, de 37 años, aclarase que era alérgico al polvo. La noticia de tan aciago acto reflejo corrió como la pólvora por los grupos de whatsapps de madres y padres de todo el Estado, que se apresuraron a llevarse a sus hijos de los centro escolares. Se espera que la actividad lectiva se reanude en los próximos meses o años.

Octubre 2020

La bancarrota del Vaticano impulsa el alquiler de obispos para uso particular. Así lo ha anunciado el Papa en su homilía dominical, patrocinada por primera vez por una marca comercial. “Desde ahora”, ha dicho el Pontífice, “los cristianos podrán llevarse a casa a su obispo favorito. Es una revolución de la fe, como revolucionaria es también la nueva fórmula del champú H&S”. L’Osservatore Romano ya ha publicado las tarifas de lo que ha bautizado como pay per pray, incluyendo una oferta de lanzamiento por la cual, por cada obispo que se alquile, se incluyen gratis dos monaguillos.

Noviembre 2020

Donald Trump gana las elecciones con una participación récord del 127%. La victoria ha tenido lugar dos días después de que un hombre negro fuese detenido en Washington por sustraer munición de la policía. El sospechoso cogió las balas al vuelo y trató de esconderlas en el tórax y la cabeza. Aunque los agentes se percataron del delito y se dirigieron a él con palabras amables, el delincuente no dio su brazo a torcer y prefirió morirse. Trump ha recalcado que actitudes como esta no serán toleradas y ha prometido mano dura con todos aquellos individuos comprendidos entre el Pantone 77-6 C y el 323-2 C.

Diciembre 2020

Fernando Simón pide a los españoles que hagan como que no hay Navidad. En su ya tradicional comparecencia diaria, el epidemiólogo ha querido servir de ejemplo asegurando que el 25 de diciembre se quedará en casa “echando una oca con la mujer”. Además, y con el fin de evitar aglomeraciones en la Puerta del Sol, las campanadas se darán sin previo aviso en algún momento entre el 4 de diciembre y el 17 de marzo.


El texto completo, en esta entrada de eldiario.es.

El fin de la monarquía española (2020-2040)

El siguiente texto fue copiado de Wikipedia el 13 de diciembre de 2041.

El reinado borbónico sufrió una lenta decadencia a lo largo del siglo XXI, encontrando su abrupto final en el año 2040 con la proclamación accidental de la república.

Existe un amplio consenso entre los historiadores al señalar el traslado de Juan Carlos I a la Estación Espacial Internacional, en enero de 2021, como el principio del fin de la monarquía española.

Felipe VI, el mediano de los 3.741 hijos de Juan Carlos I y también el único oficial, consigue mantenerse lejos de los escándalos de su padre durante años. Lo hace gracias a sus continuos viajes a Benidorm, donde se deja fotografiar con españoles de constitución física desmejorada.

El escándalo, sin embargo, terminará por alcanzarle. En junio de 2026, un diario revela que la declaración de la Renta de Felipe VI lleva 25 años dándole a devolver una media de 40 millones de euros anuales. Una inspección posterior encuentra ciertas anomalías contables. Se descubre que el monarca está dado de alta en autónomos (pagando la tarifa más baja) y que tiene contratada a toda la población de Murcia por razones poco claras. La fiscalía descubre que ni un solo murciano está al corriente de esto, si bien tampoco están al corriente de muchas otras cosas.

El monarca, asediado, decide seguir el ejemplo de su padre. Comparece en televisión vestido de uniforme y ordena a los militares sublevados que acaten la Constitución. Es una situación ciertamente incómoda, dado que no hay ningún militar sublevado. Por primera vez en la historia de España, se empieza a sugerir que los reyes tengan que pasar un test psicotécnico antes de acceder al trono. Esto, sin embargo, implicaría alterar la Constitución sin que los bancos ganen dinero, cosa que la Constitución prohíbe expresamente.

Felipe VI cae en un estado de melancolía que pronto deriva en un comportamiento errático impropio de un rey. Se le ve en un Alcampo comprando yogures, y, solo unos días después, intenta devolverlos alegando que Villarejo le ha metido trozos de fruta dentro. A pesar de que el encargado le asegura que ya llevaban fruta cuando los compró, la inviolabilidad del monarca hace que acaben devolviéndole el dinero.


El texto completo, en este enlace de eldiario.es.

Guía docente para septiembre

El curso 20-21 supone un reto para los educadores y las educadoras. A nuestra misión de formar ciudadanos críticos se suma la responsabilidad de evitar que la civilización colapse por nuestra culpa.

Aunque parece una labor compleja, nos lo debemos tomar como un desafío, no como un contratiempo. La clave está en desaprender, librarnos de los viejos hábitos y, en definitiva, reinventar la escuela.

Para empezar, tenemos que quitarnos la presión de encima. Debemos pensar que, si la humanidad se extingue, pues, oye, se extingue. En este sentido, es importante ser realista, porque un optimismo exacerbado solo nos llevará a la melancolía. No te encariñes mucho con los niños, menos aún con sus abuelos. Cada mañana, al entrar en el aula, susurra para ti: memento mori. Si es necesario, tatúatelo en el antebrazo.

Debes dejar de pensar en los niños como pequeñas esponjitas de conocimiento y empezar a verlos como lo que son: supertransmisores asintomáticos portadores de muerte. No te acerques a ellos, no los toques, no te pongas en la trayectorias de sus escupitajos ni de sus estornudos. Te recomendamos que adquieras un palo de metro y medio (puedes encontrarlo en Amazon y en el campo) para asegurarte de que ningún niño invade tu espacio de seguridad personal.


El artículo completo, en esta entrada de eldiario.es