La típica mañana en los servicios informativos de un medio libre

La típica mañana en los servicios informativos de un medio independiente |

Cualquiera puede manipular la televisión pública; lo difícil es manipularla bien. No se trata solo de constreñir y deformar la realidad. La clave está en hacerlo de manera que el espectador no perciba la mano del manipulador. Y ahí es donde TVE falla estrepitosamente.

En apenas cuatro años, los soldados de Génova han hundido las audiencias hasta rozar su mínimo histórico y, encima, Rajoy es uno de los políticos peor valorados en todas las encuestas. ¿De verdad no había gente mejor preparada para este trabajo? ¡Por el amor de Dios, hasta Urdaci lo hizo mejor! Manipular, digámoslo claro, es un arte. Y como todo arte, está en decadencia.

El Consejo de Informativos de TVE ha presentado una retahíla de casos, todos recientes, que dan buena cuenta del escaso talento de los manipuladores públicos. Repasemos brevemente algunos ejemplos particularmente descarados.

El 29 de julio, los responsables del ente deciden que la bajada del salario medio anual presentada por el INE no es una noticia digna del Telediario. El 4 de agosto, cuando Wert y señora se mudan a París con sus impuesto de usted, en TVE se les pasa comentar que a la asociación de diplomáticos españoles les parece una vergüenza. Días después olvidan decir que el ministro del Interior se reunió en su despacho con el conocido delincuente Rodrigo Rato. Y una semana más tarde, cuando Fernández Díaz se ve obligado a justificar esa reunión en el Parlamento, TVE corta la señal en directo sin explicación alguna.

El texto completo, en eldiario.es.

3 Comentarios

inzitan

No hay forma más directa de privatizar lo público que quebrarlo.
En realidad son consecuentes.

Pons

¿Todavía nadie lo ha dicho? Ya lo digo yo…

Has perdido un manipulado.

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>