Miliciano

Según el CIS, solo un 16% de los españoles está dispuesto a matar por España. El estudio no aclara a quién, lo cual solo puede constituir un error metodológico, ya que, conociendo la sociología española, muchos se animarían a tomar las armas en función del enemigo.

Sí se especifica, y esto puede servir de pista, los países que más claramente son percibidos como potenciales amenazas para la Patria; a saber: Marruecos y Gran Bretaña. Contra los ingleses, de momento, vamos ganando gracias a la sofisticada técnica del balconing. A este ritmo de dos o tres muertos anuales, nos llevará milenios acabar con la pérfida Albión, cierto, pero lo importante es la constancia.

La más preocupante revelación del estudio, sin embargo, es el progresivo descenso de españoles dispuestos a matar por su país. Un 16%, ya ves tú qué porquería. Ni que decir tiene que vascos, navarros y catalanes preferirían luchar por un quítame allá esas pajas, a muerte si es preciso, que por Extremadura (valga el ejemplo sin ofensa premeditada a los habitantes de esta región, suponiendo que quede alguno todavía).

Las cifras no dejan lugar a dudas: si la desidia nacional continúa su actual tendencia, en diez años nadie querrá luchar por esta gran patria nuestra, y, en veinte, muchos estarán dispuestos a luchar por cualquier otra.

En el epígrafe de psicopatologías, el CIS señala que tres (3) de cada cuatro (4) ciudadanos se sienten orgullosos de ser españoles. Resulta tranquilizador, sin embargo, saber que el porcentaje desciende año tras año, bien sea porque los orgulloso se van muriendo de viejos, bien porque van aprendiendo a leer.

Lo peliagudo de todo este asunto es el mensaje que semejantes cifras lanzan a las potencias potencialmente enemigas: poco menos que un convite a la ocupación. Es poco probable que tal cosa ocurra porque, seamos serios, ¿quién querría tener en su país a un montón de españoles?

En este sentido, los responsables de la Seguridad Nacional pueden estar tranquilos. España, hoy por hoy, resulta más disuasoria que un millón de idiotas armados.

6 Comentarios

David RodríguezDavid Rodríguez

A añadir a la encuesta del CIS el test de españolidad.

NoldoriNoldori

Ya era hora de volver, mamón

equelecuáequelecuá

De las muchas entradas tendenciosas que haces, esta se puede considerar premium. La pregunta completa era si estabas dispuesto “a empuñar las armas para defender a tu país en caso de invasión”. No, como parece que das a entender, que Rajoy te llame por teléfono y te diga que oye, que te cargues a tu vecino del quinto, que sé que no me vota.

En otra pregunta más adelante, y que seguramente no te has dignado a leer, o no has querido nombrar, un porcentaje abrumador de gente afirma indirectamente que estaría dispuesto a morir por su familia. Así que si juntamos las dos preguntas nos da que la mayoría de españoles están dispuestos a dejarse matar detrás de la puerta de su casa, con un cuchillo jamonero en la mano, pero renuncia a organizarse para defenderse formando ejércitos (como se ha hecho desde los sumerios) en caso de una invasión, se supone, por parte de un ejército organizado. Es algo, al menos, curioso de observar y bastante difícil de justificar.

En cuanto a que es tranquilizador que cada vez menos gente se sienta orgullosa de su país, pues veámoslo con algo de detalle. Primero, tu país no es ni más ni menos que la gente que te rodea, con la historia que habéis compartido durante siglos, ah, y junto con el suelo que pisas, el cual ni siente ni padece, así que cuenta poco para el caso. Por tanto si el apego que sentimos unos por otros está descendiendo encuesta tras encuesta, cosa que a tí extrañamente te congratula, lo más probable es que lleguemos a un punto en que o bien nos matemos entre nosotros al no poder soportarnos, cosa que hacemos periódicamente en guerras civiles, o nos larguemos a amargar a otros países con nuestra dañina presencia. Países a los que por supuesto acabaremos teniendo tan poco apego como al nuestro. Son dos opciones que yo no acabo de ver muy positivas, aunque quizá alguien me pueda explicar qué tienen de buenas o de , según tú, “tranquilizadoras”.

TojeiroTojeiro

Apunto una muy “tranquilizadora”. No estaremos dispuestos a organizarnos contra nuestros vecinos y arriesgar nuestras vidas por motivos patrios, idea que si vale la pena exportar al extranjero. El que ya no tengamos apego por la patria igual tiene una segunda lectura, (que se aclararía tal vez con esas encuestas) dejamos de sentirnos patrios para seguramente empezar a sentirnos mas “humanos”. Es hora de cambiar paradigmas y defender menos patrias y mas derechos.

neofitoneofito

Su comentario es un chapó que destapa el caracter sesgado y sectario , disfrazado de humoristica objetividad desapasionada, del articulo / articulista. Ya sabemos desde Moliere el caracter de los que indefectiblemente estan con los que rien….solo que aqui esos equilibristas pretenden ir de bufones y misantropos a una, y con el mismo arte que cobran una devolucion de irpf un dia al dia siguiente se cagan en el vecino del pueblo de enfrente cuando ven que el estado le pone una fuente . Me gustaria saber cuantos de estos ursulinos con paranoya de aldea a mayores rechazarian la ayuda del vecino (estado/pais) si alguien “allende los mares” pretendiera sacarlos de sus casas y echarlos al mar. Por el momento proponen con toda fachez que esta bien no sentirse de un lugar siempre que el lugar sea España…(verdad pillines?)

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>