Abro el buzón y me encuentro con esto:

En su interior hay una especie de carnet. Una tarjeta de fidelidad, más bien, como ésa de la FNAC que te regala cinco euros una vez cada no sé cuántos cómics. Solo que la fidelidad aquí no es hacia un comercio sino hacia Jesucristo. Vea:

El folleto, además de incluir variopintas imágenes del Salvador, contiene una explicación (muy necesaria, por otra parte). Un tal Ángel Núñez Aberturas, gran apellido el segundo, me cuenta que, en 1673, Jesús se le apareció a una paisana y le pidió que llevase una imagen de su Sagrado Corazón cerca del pecho. Si Jesús explicó por qué coño debía hacer la paisana tal cosa, Aberturas no lo cuenta.

Lo que sí parece claro es que ella le hizo caso y el corazón en cuestión acabó viralizándose hasta tal punto que, casi trescientos cincuenta años después, ahí lo tengo en mi buzón.

Aberturas sugiere que el carné, impreso, todo sea dicho, en un gramaje muy inferior al de la FNAC, me protegerá contra Satanás de forma totalmente gratuita. Ahora bien. En caso de querer yo más carnets, porque a lo mejor tengo un cuñado o un sobrino amenazado por el Maligno, eso ya tiene un precio. Que Dios es todopoderoso, pero el de la imprenta no y además tiene su caché.

Cada envío (con el número de carnets que usted desee) cuesta 10, 15 o 20 euros, dice Aberturas, a decidir por el pecador. “Lo más importante”, añade, es que el pago “se realice con alegría y según lo que Dios le inspire”. Y lamento, al leerlo, que no haya más hombres como Aberturas, tan abiertos a la remuneración de inspiración divina. Tan confiados en el Señor que dejan en su manos invisibles la regulación del mercado.

Aberturas, eso sí, ofrece varias modalidades de pago, alabado sea el Señor: una cuenta en el Santander, una en el Popular y la posibilidad de realizar un giro a la Asociación Salvadme Reina de Fátima. Asociación ésta que, en su web, ofrece numeroso merchandising divino con la muy cómoda opción del pago por PayPal.

Le congratula a uno saber que en estos tiempos de corrupción, pérdida de valores y desorientación ética general, hay hombres tan preocupados por el buen estado de nuestro alma como Ángel Núñez Aberturas.

7 Comentarios

bocatadecaspa

Menos mal que es Aberturas y no Apreturas.

Llevar con alegría infinita la palabra del Señor y propagarla con entusiasmo. Ahí está el saber vivir con pizpireto gozo cada segundo de una vida plena en satisfacciones de acuerdo con los designios de Dios el Único. Y da igual que seas de otra tribu religiosa y vendas el Despertad o La Atalaya. Es más, a los TJs no hay quien les gane en vitalidad mercadotécnica:

http://bocatadecaspa.wordpress.com/2...s-a-la-rave

IMH ITE

Está claro que algún vecino o conocido quiere salvar tu alma pecadora…

Alberto

Pon aquí la web. Quiero un puto container.

Roi Facal

Un blog cultural como este debería cuidar la ortografía. Le importaría corregir “nuestro alma” por el más correcto “nuestra alma” y evitar así que otros “infideles” propaguen las patadas al idioma?
(Puede ir aquí si no me cree) http://forum.wordreference.com/showt...p?t=2180742

Alb

Al final no nos cuentas si conseguiste salvar tu alma… ni cuanto te costo.

carlos santanacarlos santana

No solo ha llegado a los buzones el folleto con aroma de estafa. H< sido distribuido dentro del retractilado de la revista Mi Casa. ¿¿¿¿????.

PabloPablo

Vaya, vaya!! Si hoy por hoy existe libertad de expresión para todos!!! Hasta los de color arco iris que antes eran tan reprochado por la sociedad y ahora tiene ciudadanía!! Venga hombre !!! Deja que cada uno siga su camino!
Al final cada uno sabrá si escogió bien o no!
Deberías preocuparte mas con lo que nos viene encíma. Otra civilización! Con lo podrido que esta esta sociedad vendrá otros invadiendo la Vieja Europa y nosotros ahogados en este fango.

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>