Foto: CienciaXplora

En la década de los 70, la lingüística era un campo prometedor. Había una gran expectación en torno a esta disciplina, algo similar a lo que ocurre ahora con las neurociencias. Había debates. Uno de ellos, quizá el más apasionante, era el que se preguntaba si el lenguaje era una característica exclusivamente humana.

Chomsky no tenía ninguna duda al respecto: ciertamente lo era. Ningún animal había demostrado jamás tener capacidad de lenguaje, entendido éste como una estructura de símbolos capaz de comunicar algo. Otros lingüistas disentían de esta idea. Unos de ellos fue Herbert Terrace, profesor en el departamento de psicología en la Universidad de Columbia y experto en cognición animal. Terrace estaba convencido de que, si un chimpancé se educaba en un entorno humano, exactamente igual que un niño, podría aprender un lenguaje. Y decidió demostrarlo.

El artículo completo, en CienciaXplora.

1 Comentario

Victor Ortiz Cullera

Increíble el poco rigor con el que se trabajo en este experimento. Yo mismo trabajo en un grupo donde se han usado seis Rhesus, seis, para comprobar un parquinsonismo y su tratamiento únicamente.

Aquello fue un show y no un estudio, y desde luego éticamente esta a años luz de lo que cualquier comité te aprobaría hoy en día.

Sería interesante falsar la hipótesis de Chomsky, pero claro, los Moglies no crecen en los árboles. Y a un chimpancé le podemos hacer de todo, pero a un niño humano no lo podemos dejar al cuidado de unos cánidos (cariñosos como ellos solos)

Cuanta asimetría, cuanto especieismo!

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>