Aprovechemos la agonía del sujeto para apilar los hechos, uno encima de otro, como hacen los abogados guapos en los dramas judiciales.

El caso arranca en 2012, cuando un Gobierno recién estrenado entrega RTVE al señor González-Echenique, con ese guión tan bien cruzado para que nadie le tome por un González cualquiera. Un tipo caro, fogueado entre abogados y altos funcionarios. Un hombre que, el mismo día que juraba su cargo ante Dios, le endiñaba los Telediarios al mayor rostro, por presencia y superficie, de todo Telemadrid. Julio Somoano se llama el beneficiado, autor de la muy independiente tesis: “Estrategia de comunicación para el triunfo del Partido Popular en las próximas elecciones generales”. Hecho 1.

Después llegó el bofetón a los teatreros, cineastas y, en general, a los profesionales del esparajismo. A ver si se habían creído estos que el numerito en los goyas aquellos les iba a salir a devolver. El ministro Wert, sensible como pocos al arte de la mueca, subió el IVA cultural al 21%. Y Montoro remató de cabeza soltando aquello de que, si la gente no ve cine español, coño, que lo hagan bien. Lo que faltaba ya es que tengamos que ver cualquier porquería solo porque lo ha hecho un señor de Extremadura que se las da de artista.

La columna completa, en eldiario.es.

2 Comentarios

Inzitan blog

A este ritmo solo va a quedar el Intermedio o Al Jazeera… y bueno… Pablo Motos en exclusivo directo diseccionando ranas.

jairjair

en un país que se vive asi de esta manera siempre el pueblo es el que sufre así con esta sistema tan corruto que nosotros apoyamos sistema sin tener idea de cómo fusiona el sistema que nos diezma cada dia

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>