Veréis, cuando Patxi López alcanzó el ansiado trono del Gobierno Vasco y -en palabras de la caverna- trajo por fin la democracia a Euskadi, se encontró con un montón de organismos públicos y semipúblicos que, de la noche a la mañana, estaban bajo su tutela. Dichos organismos habían sido creados y dotados de función y presupuesto por las hordas nacionalistas durante su larga era en el poder. A esos organismos los vascos los llamaban cariñosamente txiringuitos.

Ocurre que la práctica totalidad de los txiringuitos –y eran cientos- estaba presidida por maléficas criaturas cercanas a eso que llaman la sensibilidad nacionalista. Eran, por tanto, enemigos; les había expulsado del gobierno y no podía tolerar que, tal y como Urkullu había declarado, siguieran gobernando Euskadi en la sombra. López estudió pacientemente la compleja red de txiringuitos –siendo quizá lo primero que estudiaba en su vida- y comprendió que, si uno lo miraba con una cierta perspectiva, aquel entramado tenía un nombre: Euskadi. 

¿Qué hago?, se preguntó el Lehendakari de todos los vascos y vascas mientras escuchaba pensativo a Vetusta Morla en sus palaciegos aposentos. ¿Cierro todos los txiringuitos y creo otros nuevos? Eso llevaría muchos años, y sabe Dios que los vascos no van a dejar que me quede aquí muchos años. 

Tal era el pesar del presidente vasco que quienes le conocen afirman que recorría meditabundo y mortecino los pasillos del poder, tarareando canciones que rimaban amor con amor. Pero un buen día, un asesor de López atravesó alterado la puerta de su despacho con una idea que cambiaría para siempre el rumbo de Euskadi. 

Podríamos, expresó el asesor, poner a nuestros chicos al mando de esos txiringuitos. Si así obramos, oh Lehendakari, esos txiringuitos pasarán a estar en nuestras manos sin necesidad de crear otros nuevos. A López le pareció una idea brillante y obró en consecuencia. 

Al día siguiente, los txiringuitos vascos públicos y semipúblicos empezaron a cambiar de presidentes y a veces también de directores. ¿Y de dónde sacaron el relevo? De donde pudieron, porque muchos rechazaron colaborar en aquel plan. Había buenos motivos para negarse. Por una parte, aceptar aquel cargo suponía aceptar también los escoltas y lo que eso implicaba. Otros se negaron porque estaban convencidos de que las hordas nacionalistas recuperarían el poder en pocas lunas, y no querían ser vinculados a esos vendepatrias socialistas. Y a otros sencillamente les pareció que no estaban a la altura de tal responsabilidad. 

Pero, como bien dice el refranero español, siempre hay un roto para un descosido. Y el Gobierno Vasco encontró hombres y mujeres dispuestos a presidir los txiringuitos. Léase que he escrito dispuestos y no capaces. De tal manera ocurrió, como no podía ser de otro modo, que algunas de las personas seleccionadas se revelaron abiertamente incompetentes, y pronto despertaron el recelo entre quienes trabajaban a sus órdenes. Tal era el desaguisado en buena parte de los txiringuitos que muchos empezaron a pensar que, de hecho, el Gobierno Vasco colocaba deliberadamente a gente incapaz con el fin de destruir esos organismos. 

Es por esto que esas figuras fueron bautizadas en Euskadi como los enterradores. No es raro escuchar hoy una conversación donde se hable del director de Tal Txiringuito como el enterrador de Tal Txiringuito, y es ésta una verdad que todos los vascos conocen aunque raramente haya sido publicada. 

Estos enterradores ocupan hoy puestos de responsabilidad en muchos organismos vascos públicos y semipúblicos, y acuden a las reuniones con sus iPads o sus portátiles, y sonríen y estrechan manos y se disculpan porque tienen un canapé a las siete. En los actos oficiales es difícil no encontrarse con alguno de estos enterradores. A veces, varios de ellos posan juntos para una misma fotografía que mañana será noticia en algún diario afín. 

Es la Euskadi de los enterradores.

27 Comentarios

AnonymousAnonymous

No se dice Euskadi, se dice Euskal Herria.

AnonymousAnonymous

Por fin un buen post como los que solías escribir…
Dicho lo cual, han hecho lo que hacen todos. ¿Su culpa? No, la de la sociedad (el primero yo!) por permitir tener estos gobernantes…

AnonymousAnonymous

¿Eres consciente que de aquí a unos años vas a ser de los primeros que vaporicen? te admiro tío, cada vez más.

AnonymousAnonymous

has perdido un enterrador, noble profesión donde las haya

Tutto

Te has ganado MUCHOS enemigos

OrlandoOrlando

La verdad es que no sé que Euskadi es peor, si la de los txiringitos o la de los enterradoreak.

Habrá quien piense “mejor ninguna de las dos cosas”, a lo cual yo diría “JUAS, JUAS, JUAS, JUAS…”.

AnonymousAnonymous

A otro que echan de la ETB

AnonymousAnonymous

Has perdido la posibilidad de llegar a tener un txiringuito.

Jorge

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

AnonymousAnonymous

Fantaseemos un poco:

El Gobierno de López mantiene en sus puestos a todos los directivos heredados en esos “chiringuitos”. Esos directivos no tienen nada que ver con el PNV, claro… nada de nada: el PNV los puso ahí tras estudiar asépticamente sus curricula vitarum, porque ya sabemos que el PNV no coloca a la gente de su partido, no…

Al seguir en sus puestos, estos directivos trabajarán codo con codo con el Gobierno de López, por supuesto… ¿cómo se puede pensar que torpedearían cualquier acción del Gobierno para que vuelva cuanto antes el PNV? No, hombre, que son muy asépticos e imparciales…

Además tampoco iban a obedecer “sugerencias” oidas por casualidad en ¡anda, pero si estamos en un batzoki! ¡qué cosas piensas, malpensado!

Así que tienes razón, hubiera sido muuuucho mejor mantener a los que estaban, clarooo…

Y ahora una pregunta: dado el “éxito” de crítica y público de tu programa ¿te incluyes como incompetente co-enterrador de ETB?

equelecuáequelecuá

Aunque le parezca mentira, Txiringuitos hay en todas las taifas de eso que antes se llamaba España. La diferencia es que cambias Tx por Ch , y voilá.
Yo no lo sé, ciertamente, pero en su post connota que los anteriores dirigentes de esos Txiringuitos eran , ellos sí, competentes, en contraposición a estos. Y permítame que lo dude.

Y finalmente no se queje, hombre, que enterradores, aparte de en las máquinas despilfarradoras de Euskal Herria/Vascongadas, se han puesto en el Ministerio de Hacienda, en el de Defensa, en el de Economía,… ¿o no son enterradores todos los ministros de los últimos diez años? Por no hablar del enterrador jefe, ese que se va a dedicar a supervisar nubes.

Porque la estupidez, cuando es supina, se confunde con el maquiavelismo más refinado. En Euskadi y el Albacete.

Jose A. Pérez

Anónimo de las 18:16:

Respecto a Escépticos y el modelo de televisión pública que yo defiendo, tienes muchos artículos en este blog. Yo cambiaría muchas cosas en EiTB. Y, de hecho, no va a quedar más remedio que cambiarlas. Empezando por su finalidad.

Respecto a Escépticos. Más allá de ser lo más visto en la plataforma digital de eitb (con mucha diferencia), pronto sabrás por qué ha sido muy rentable para ETB. Y no tiene nada que ver con las audiencias.

equelecuá:

No valoro cómo eran los anteriores presidentes de txiringuitos, sólo quería contar cómo se ha procedido al relevo.

AnonymousAnonymous

Me alegraría muchísimo que las televisiones cambiaran de forma radical. Ahí estoy contigo.

Aunque -pensándolo bien- fráncamente creo que a la televisión le están saliendo unas grietas como para salir corriendo: le fallan os cimientos y es inútil “cambiar” de modelo. Eutanasia. Dejémosla morir con dignidad y no hacerla vivir con un tubito entrando en cada orificio junto a máquinas que hacen “bip”.

Respecto a la rentabilidad de Escépticos también me alegraría. No me malinterpretes cuando critico ácidamente el programa, en realidad me parece estupendo que exista solo que lo veo fallido, por desgracia.

¿Con qué tendrá que ver la rentabilida? Mihterooo. chui-chui-chui-chui-chui…

AnonymousAnonymous

¿Me tengo que creer que los anteriores gestores eran mejores/peores? ¿Que un organismo entero depende de lo que haga el tío han puesto arriba? ¿Que solo los de arriba están puestos a dedo? ¿Que en más de 30 años no ha habido enchufes ni amiguismo?
Pero tú en qué mundo vives chaval. ¡Ah! que allí arriba antes se hacía todo super-bien y mega-legal. Ya. No os queda ná…

Jose A. Pérez

Yo me resisto a que caigan las teles públicas. Y eso que, por ejemplo en ETB, últimamente me dicen cosas como: “para esto, que la cierren”. Y me lo dicen trabajadores, ¿eh?

Es complicadísimo encontrar el modelo. Si haces las cosas que se supone que tiene que hacer una tele pública (EITB Kultura, Teknopolis, etc) no te ve ni Dios. Y si haces la misma mierda que las teles privadas, ¿qué sentido tiene la pública?

Yo llevo un año dándole vueltas a esto (y debatiéndolo con mucha gente), y no tengo la respuesta. Y los políticos tampoco, claro.

Respecto a Escépticos. Piensa cómo puede generar dinero un programa. Hay más formas, además de la emisión. Pues en una de esas anda Escépticos que sí que no. A ver si la cosa acaba bien.

Lo que es seguro es que, con la audiencia que ha tenido en la tele, los experimentos en ETB se acabaron durante una laaaaarga temporada. Al próximo que vaya a presentar un programa más o menos raro le van a mandar a tomar por el culo mil veces.

MarioMario

No pillo el chiste ¿alguien me lo puede explicar?

ObservadorObservador

“López estudió pacientemente la compleja red de txiringuitos –siendo quizá lo primero que estudiaba en su vida- “
Un argumento cargado de lucidez, de voluntad de analizar y de comunicar. Sí señor. Así nos luce el pelo.

AnonymousAnonymous

Yo no tengo televisor y por tanto yo no siento esa especie de inercia que hace que uno no se pueda plantear la vida sin tele. Cuando uno se ha desenganchado y lo cuenta por ahí te miran como si estuvieras proponiendo vivir sin duodeno. Entiendo que socialmente se demanda, pero tal como está el asunto yo creo que se vendería bien la idea de expirar.

… y al tercer día resucitar, por supuesto, pero transformado en espíritu, incorpóreo, celestial y tal. Vamos, Internet, que la generación de los scalextric ya estamos en decadencia y hay que ser pionero.

Dices que Escépticos ha tenido buena acogida en Internet. Pues eso. Hay un público mundial a tiro lapo esperando y hay gente pa tó. ¿no sería la bomba echarle un par y dedicar el presupuesto y los medios a arriesgarse en toda esa zona blanca que rodea el mapa del tiempo?

Tú mismo lo has dicho: o no te ven o ya lo hacen más y peor las privadas.

Morir, dormir, tal vez soñar…
Ha llegado el momento de empuñar el estilete e infiltrarse en “esa ignorada región cuyos confines no vuelve a traspasar viajero alguno”.

AnonymousAnonymous

En Asturias existe también una red de txiringuitos similares. Los llamamos igual, pero lo escribimos con CH, chiringuitos.
Hace unos meses el partido de Cascos ganó unas cuantas elecciones. Ganó las autonómicas y unas cuantas municipales, entre ellas las de Gijón.
La actitud de esta gente que ahora pronto empezarán a gobernarnos, es la de desmontarlo todo. Nada de poner a los suyos a mandar. A pasar un bulldozer y dejar un bonito solar.
Dado que incluso el relevo de consejerías, alcaldías y concejalías parece haber sido cubierto en su mayoría con gente inexperta o francamente inútil, lo que creo es que no tienen banquillo para entrar a dirigir chiringuitos.
Será una teoría muy simplista, pero el modelo explica las observaciones y desde que lo formulé, está prediciendo a la perfección los acontecimientos.

AnonymousAnonymous

Vaya, qué duros con el programa. A mí me parece muy loable haber hecho al menos el intento de una propuesta pensada y coherente con lo que se prefiere. Cuando te lanzas, es lo que tiene, que no tienes la protección esa de “desde la barrera”, pero tener la valentía de concretar algo y arriesgar… Pues no sé, yo lo admiro.

Por lo de los enterradores, yo pensaba en mi propio director cuando leía, así que sí lo veo de cualquier parte, próxima o lejana.

AnonymousAnonymous

Pero al final no lo entiendo. ¿Los Txiringuitos son sillones en ETB sólo?
Y ser enterrador es muy digno. Lo malo sería dejar los cadáveres putrefactos al alcance del oído, la vista, el olfato, y el tacto… sería de mal gusto.

AnonymousAnonymous

Que yo sepa, en tiempos anteriores el PNV controlaba absolutamente todo, hasta la asociacion Amigos del Pintxo de Amorebieta y el Conservatorio de Partir Troncos de Leioa (los nombres de verdad ya los conoces tú).
Me he planteado qué habríamos hecho tú o yo, con nuestra impecable ética, en su lugar, y francamente la cosa es difícil. ¿Poner a la mejor persona para cada puesto? ¿Sí? ¿Y quien es esa? ¿Alguna de los miles que estaban vetados y por eso no tienen curriculo? ¿O este no tiene currículo porque es tonto, y cómo lo distingues de aquellos?
¿Y los que no han querido puesto porque no quieren significarse, y que se lo cobren luego? ¿Esos son patriotas, exactamente de qué clase?
Como decía un primo mío, cuando se hablaba de estas cosas (con mucha prudencia): “Es que aquí todos nos conocemos”
La prudencia y el comentario retratan un estado completamente patriarcal, tribal y arcádico de las cosas. O lo que se llama caciquismo en otros sitios. Una de las dos cosas debe ser.

AnonymousAnonymous

Jose. I Perez, si me justificas la calidad de “Escepticos” basandote en la rentabilidad del programa vamos apanaos…

Hay que asumir las derrotas. Escepticos es el programa de ETB mas visto en internet, muy bien. Pero no deja de ser una chapuza, que ademas intenta darle ese toque “cutre”, cuando en realidad es que no hay capacidad para hacer nada mejor.
Los chavalines y la gente de la calle hablando y ocupando 10 minutos de programa, el presentador pesimisimo y que va de listillo cuando se nota que en el cole le daban de collejas, la imparcialidad a la hora de buscar opiniones a favor y en contra, esos micros que se ven (mas viejos que el tebeo pero mal hecho ademas), los continuos saltos de eje…

Y no es que lo diga yo. El otro dia vi el programa con un productor de programas para la BBC y dice que le dio hasta verguenza ajena verlo. Escepticos es una buena ida muy mal llevada a cabo, y creo que cualquier conocedor del mundo audiovisual estaria de acuerdo.

AnonymousAnonymous

Yo pensaba que lo jodido es que existan chiringuitos. Quien los presida la verdad es que me importa, pero mucho menos que el hecho de que existan, vamos.

AnonymousAnonymous

Anónimo de las 19;42, no copies críticas de otros. Lo haces hasta con palabras parecidas pero eres mucho más cutre.Y además mentiroso…

Se te nota que en realidad lo que quieres es agredir al autor y lo haces escudándote en la crítica hacia su programa.

Yo he criticado el programa pero no agredo al autor, como tú.

Vamos que se te ve el plumero.

AnonymousAnonymous

Queremos nombres. Queremos apellidos. Queremos acusaciones con los dos cojones, uno y dos, sobre la mesa. Queremos ENCHUFADOS EXPOSED. NO a las denuncias calientapollas.

AnonymousAnonymous

Pues yo soy Vasco y no se de que hablas. Basicamente no me identifico en nada de lo que comentas ya que follo casi todos los dias: casi el Lunes, casi el Martes, casi el Miercoles, casi…..

Deja un comentario

Obligatorio

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>