God Wallpapers Jesus creation (1)

El final de la Guerra Fría me pilló en el colegio. Aquel fue un periodo frustrante no solo para los comunistas sino, en general, para todos los alumnos de EGB. Conseguías aprender dónde estaba la Unión Soviética, te ibas a la playa, y al volver, no quedaba ni rastro del país aquel. En su lugar tenías un montón de nombres impronunciables como Azerbayán o Kazajistán o, todavía peor, Turkmenistán.

Te matabas a estudiar un martes por la noche y el miércoles Yugoslavia ya no era Yugoslavia sino Eslovenia o Croacia o quizá Montenegro, vete a saber. Nadie entendía nada. Era muy frustrante.

Recuerdo que Jesus, el profesor de sociales, nos mantenía puntualmente  informados de las convulsiones mundiales. “Tachad eso”, decía, “que ya no”. Y nosotros lo tachábamos de mala leche, porque después de aprenderlo ya ves tú qué gracia estudiarlo de nuevo. No nos importaba que el mundo se tambalease, sino hasta qué punto del tambaleo entraría en el examen.

Se ha escrito poco del estupendo negocio que todo aquel caos geopolítico supuso para las editoriales. Tanto dinero hicieron que no sería descabellado pensar que tuvieron algo que ver en el fin del comunismo. Cada año se publicaban ediciones totalmente nuevas de los libros de Historia y Sociales, con nuevas fronteras, nuevos mapas y nuevo precio. El estatus económico de los estudiantes se medía tanto por la marca del chándal como por el número de países que tuvieses en la Europa del Este. En los libros de texto heredados de hermanos, primos o vecinos mayores, el comunismo permaneció incólume hasta bien entrada la década de los 90.

Todo aquello despertó en mi generación una cierta sensación de futilidad para con el estudio. Al fin y al cabo, ¿de qué servía el conocimiento si todo cambiaba a tal velocidad? ¿Para qué molestarse en aprehender el mundo si el mundo se vuelve inaprensible a nada que dejas de mirarlo?

Los niños de hoy lo tienen más fácil. El planeta sigue siendo un desastre, pero lo es de otra manera. Ahora, los países, incluso los más cafres, mantienen una cierta coherencia nominal. Esto, que deviene en feliz circunstancia para nuestros infantes, resulta un muy serio problema para la industria editorial.

Santillana, Anaya, SM y compañía contemplan cómo el mapa político se mantiene más o menos inalterado año tras año, curso tras curso. En un sector como el editorial, tan castigado por la crisis, la piratería y Telecinco, esta situación les coloca al borde del precipicio. De ahí que nuestro Gobierno, siempre sensible a los quebrantos de la industria cultural, haya decidido tomar cartas en el asunto. Y lo ha hecho a lo grande: devolviendo a Dios el papel creador del Universo.

Desde el próximo curso, los libros de texto españoles desvelarán que, a diferencia de lo que ocurría justo antes del verano, el azar nada tiene que ver con la existencia del tiempo y el espacio. Gracias al Ministerio de Educación, Dios existe y juega a los dados. Nietzsche lo mató y Wert lo resucita. Así se las gastan los grandes hombres.

Me imagino a esos críos, con sus libros heredados, anotando junto al Big Bang: “esto lo hizo Dios”. Tachando la expresión “origen desconocido” y apuntando a su lado: “el Gobierno dice que fue Jesús”. Y me los imagino preguntando al profesor si el origen divino del espacio-tiempo cuenta para nota o se puede aprobar, como el año pasado, respondiendo que, en fin, nadie lo sabe.

El blog

Si hay un órgano del que todos nos fiamos, es el cerebro. No tenemos más remedio, dirá usted, y razón no le falta. El problema es que el cerebro no siempre tiene razón. A veces se equivoca y ve cosas donde no las hay. A eso se le llama sesgo, […]

Sin comentarios

En este programa hablamos del Big Bang, de superconductividad, de control mental, del número de oro y de los rituales colectivos. Con Carlos Latre de invitado.
Contenidos adicionales, en la web del programa.

 

Sin comentarios

Y otros titulares del futuro.

Solo sé de Grecia lo que dicen los periódicos, así que doy por hecho que no sé prácticamente nada. Sí me consta que los griegos son gente amable y conversadora, porque tuve la oportunidad de comprobarlo en carne propia poco antes de que prendieran fuego al árbol de Navidad de […]

Sin comentarios

En este programa hablamos de mecánica cuántica, del entrenamiento de los astronautas, de exoplanetas, de fluidos no newtonianos y descubrimos la ciencia que hay dentro de una vela. Con Javier Cansado de invitado.
Contenidos adicionales sobre todos los temas tratados, en la web del programa.

En este programa hablamos del albatros más viejo del mundo, de ADN, de ondas y resonancia, de los Ig Nobel y explicamos cómo, dentro de poco, podremos hackear nuestro propio cerebro. Con Juanma Iturriaga de invitado.
Contenidos adicionales sobre todos los temas tratados, en la web del programa.

 
 

Sin comentarios

En este programa hablamos de animales ante el espejo, de masa y energía, de rayos cósmicos, curvas, exoplanetas y de algo llamado flameo aerostático. Con Goyo Jiménez de invitado.
Contenidos adicionales sobre todos los temas tratados, en la web del programa.

Sin comentarios

En este programa hablamos de bacterias, neandertales, de fisión y fusión nuclear, de materiales con memoria, aborígenes australianos y anamorfismos. Con Langui de invitado.
Contenidos adicionales sobre todos los temas tratados, en la web del programa.